Formentera sufrió el pasado fin de semana una nueva oleada de robos en alojamientos vacacionales. En concreto, desde el viernes al domingo se interpusieron ante la Guardia Civil un total de ocho denuncias por asaltos en casas, la mayoría en la zona de Cala Saona. Una unidad de la Policía Judicial del Instituto Armado se desplazó ayer por la mañana para investigar estos delitos cometidos en la isla.

LEER MAS: Diario de Ibiza