La Guardia Civil ha desarticulado un grupo criminal que robaba en cajeros automáticos de bancos en pueblos pequeños recurriendo al explosivo conocido como madre de Satán (triperóxido de triacetona), una sustancia utilizada con frecuencia por yihadistas en atentados como los de Cataluña en agosto de 2017, París o Bruselas. Algunos de estos robos ocurrieron en la provincia de Valencia.

LEER MAS: El Pais