El cuidado de la seguridad de nuestra vivienda es algo que nos inquieta durante todo el año, pero en verano dicha preocupación se suele acrecentar de manera significativa entre quienes viven en las ciudades. Las viviendas se quedan vacías más tiempo mientras los dueños se van a pasar unos días fuera.
LEER MAS: El Confidencial