La okupación es uno de los problemas que más ha aumentado en los últimos tiempos en nuestro país, una práctica ilegal que se incrementa durante los meses de verano, cuando muchos españoles aprovechan para acudir a una segunda residencia y dejan deshabitada la vivienda habitual.

Esto es lo que hace que los okupas aprovechen en verano para asaltar estas viviendas vacías y hacerse con el control del hogar mientras los propietarios están de vacaciones. Así, se pueden seguir una serie de recomendaciones que pueden evitar este inconveniente.

LEER MAS: 20 Minutos