Pensar que los ladrones van a frenar sus ambiciones de robarnos por el mero hecho de estar dentro de casa es un poco iluso. Las bandas actuales no dudan en allanar viviendas ocupadas, y algunas de ellas pueden actuar de manera muy violenta.

Por ello, es importante que cuando nos vayamos a dormir dejemos las puertas y ventanas cerradas, sobre todo si no contamos con alarma en casa y otras medidas de seguridad. La alarma es uno de los mejores elementos disuasorios contra los ladrones, y los mantendrá alejados.

LEER MAS: Diario Informacion