La sucesión de robos a todo tipo de negocios que vienen sufriendo en los últimos meses los comerciantes de la zona sur (La Rubia, Cuatro de Marzo y La Farola) ha llevado a las víctimas a reclamar «un incremento de las medidas de seguridad» en torno al eje central del Paseo de Zorrilla y a los representantes vecinales a pedir su participación en las juntas locales de seguridad con el fin de «poder proponer y estudiar soluciones efectivas para frenar esta oleada de asaltos que mantiene en vilo a los comerciantes de nuestros barrios», explica Carlos Gutiérrez, presidente de la asociación de vecinos Nuestra Señora del Rosario de La Rubia.

LEER MAS: El Norte de Castilla