En una nave de Fuenlabrada (Madrid) se amontonaban, entre embutidos y televisores, 40 palés con 3.300.000 productos de protección sanitaria preparados para su venta. Pero el material, 900.000 mascarillas y 2,4 millones de pares de guantes, valorados en 700.000 euros, era robado, según ha informado este miércoles la Jefatura Superior de la Policía de Madrid. Los ladrones, cinco individuos que ya han sido detenidos, querían vender los productos en el mercado negro a empresas y comercios con los que ya tenían apalabradas varias operaciones.

LEER MAS: El Pais