Las cámaras de seguridad en las calles facilitan la investigación de delitos y accidentes de tránsito, las alarmas en el barrio ayudarán a prevenir robos en los domicilios. La zona Ferropetrol, próxima a la Ceja de El Alto, se convirtió en un ejemplo para implementar planes de seguridad ciudadana y evitar la delincuencia, pues a las 26 cámaras de seguridad, ahora se suman alarmas que se activan con teléfonos móviles.

LEER MAS: FM Bolivia