Bonnie Parker y Clyde Barrow causaron pavor en Texas (EEUU) allá por los años 30 liderando una banda de delincuentes que asaltaron bancos, gasolineras y otros comercios. Sus fechorías y su historia de amor han sido llevadas al cine en varias ocasiones, otorgándoles un papel de Romeo y Julieta rebeldes con un toque de Robin Hood y lady Marian que nada tiene que ver con la imagen que tienen en el barrio del Besòs de Barcelona de J. H. T. y L. K. R., un treintañero y su ‘socia’ de la misma edad que llevaban meses robando a vecinos (y vecinas mayores) mediante el método del tirón.

LEER MAS: El Periodico