Si por algo se caracterizaban los detenidos era por la rapidez y eficacia con la que actuaban. En apenas 30 segundos y de madrugada eran capaces de perpetrar un robo en un establecimiento. La Guardia Civil, en el marco de la Operación Fortun, ha desarticulado una banda criminal formada por cinco ciudadanos de Europa del Este, a los que se atribuye al menos 19 robos con fuerza en establecimientoscomerciales y de hostelería -16 en la Alpujarra granadina y tres en la almeriense-, perpetrados entre los meses de septiembre de 2018 y febrero de 2019.

LEER MAS: Granada Hoy