En una operación conjunta, agentes de la Policía Nacional y de los Mossos d’Esquadra han desarticulado un grupo criminal itinerante especializado en la comisión de robos con fuerza. Los agentes han detenido a cuatro individuos que disponían de los conocimientos técnicos necesarios para la desactivación de alarmas, la realización de butrones, y apertura de cámaras acorazadas y cajas fuertes. La investigación ha permitido constatar la existencia de dos conocidos grupos delincuenciales vinculados –uno afincado en la Comunidad de Madrid y otro en la provincia de Barcelona- cuyos integrantes acumulan un total de 251 antecedentes, la mayoría por delitos contra el patrimonio.

LEER MAS: Cuadernos de Seguridad