Los presuntos atracadores, que ya están siendo investigados con la ayuda de las imágenes de las cámaras de seguridad instaladas en el municipio, destrozaron la puerta de acceso al banco y ataron el armario blindado a un coche de alta cilindrada. Consiguieron arrastrar el cajero varios metros por la calzada, hasta que el agente, vecino del municipio, los vio y empezó una disputa con los rateros. Los vecinos escucharon la discusión y dieron la voz de alarma a la Guardia Civil y a la Policía Local.

LEER MAS: ABC