Un suceso que da que pensar. La propietaria de un negocio hostelero de venta de patatas asadas de la calle Guardia Ávila García fue víctima de un atraco en plena vía pública. Según relata su esposo, en torno a la media noche del domingo a ayer, regresaba al domicilio familiar, después de su jornada de trabajo. A solo unos metros del portal, en una zona bastante oscura, fue abordada por un hombre armado, que consiguió hacerse con la recaudación. Los hechos delictivos ocurrieron en las inmediaciones del Edificio Joven y la iglesia de El Salvador.

LEER MAS: Diario de Jaen