Un atracador irrumpió armado con un hacha de grandes dimensiones en la mano en una farmacia del barrio sevillano de Pino Montano cuando en el interior había dos farmacéuticas, dos clientas y un niño.

LEER MAS:El Periodico