La banda de ladrones que operaba desde hace meses en la AP-7 no podrá seguir haciendo de las suyas. Tras ser detenido la semana pasada el último de sus integrantes, la organización criminal kosovar compuesta por 17 miembros ha quedado desarticulada.

LEER MAS: El Pais