Estas son los códigos de comunicación que utilizan los ladrones para marcar las viviendas objetivo de sus delitos.