Antes de inspirar la trama de varias películas, el asalto a un tren postal que recorría el trayecto entre Glasgow y Londres se convirtió hace casi medio siglo, el 8 de agosto de 1963, en la historia real del atraco más osado del siglo XX. El cerebro de la operación, Bruce Reynolds, falleció en la madrugada de ayer a los 81 años, después de haber cumplido pena tardía por aquel suceso, reincidir en otros delitos menores y autoproclamarse finalmente un ciudadano rehabilitado, a quien sus familiares y amigos recuerdan como un personaje “entrañable”

LEER MAS: El Pais