La indignación se ha apoderado de los vecinos y comerciantes del entorno de la céntrica Plaza de San Marcos. Una sucesión de atracos en bares y otros negocios, así como varios robos callejeros, han puesto en alerta a una zona de la ciudad que pide una mayor vigilancia policial ante una situación que en el último mes y medio o dos meses habría «tocado techo».

LEER MAS: Diario de Sevilla