La investigación de esta operación, denominada ‘Filfa’, se inició a principios de 2019. Los agentes comprobaron que en varios de los chalets de Llombay se había producido daños y se había accedido al interior de muchos de ellos para robar varios objetos.

LEER MAS: 20 Minutos