Desde mediados de enero a mediados de marzo del año pasado se perpetraron 26 robos con fuerza en viviendas de Noja utilizadas como segundas residencias. En todos los casos, el modus operandi era el mismo: autor o autores desconocidos fracturaban la puerta de entrada con un objeto contundente para posteriormente robar distintos objetos, sobre todo relacionados con el deporte, como bicicletas, piraguas, raquetas o ropa.

LEER MAS: 20 Minutos